Inicio / Cine / «Viaje al cuarto de una madre»: Habitar en la emoción

«Viaje al cuarto de una madre»: Habitar en la emoción

Dirección y guión: Celia Rico Clavellino. Intérpretes: Ana Castillo, Lola Dueñas, Pedro Casablanc, Adelfa Calvo, Marisol Membrillo. España. 2018. Duración: 94 minutos. Drama.

Dos mujeres duermen en un raido sofá con muchos años encima. Al cabo, como el salón, como la casa siempre en penumbras donde habitan la madre, Estrella (portentosa Lola Dueñas), y su hija Leonor (una cálida Anna Castillo). El móvil despierta a una de ellas, y ahí comienza

esta delicada, poética historia. Con el peso del marido ausente siempre acechando en cada esquina y objeto, incluido un viejo acordeón, Estrella debe aceptar un día la marcha de Leonor, que quiere abandonar el pequeño pueblo donde viven y marcharse a Londres. Todo en el excelente debut de Celia Rico rezuma sensibilidad, inteligencia narrativa, pero también un halo de tristeza y nostalgia por lo que fue y ya no. La tan, por otro lado, realista relación entre ambas mujeres emociona y se engrandece en una miríada de pequeños detalles que habitan la cinta; la inclusión de un paraguas a última hora en la maleta de Leonor, el té que se obliga a beber Estrella para querer estár más cerca de su niña… En realidad, toda la película, y ahí radica la grandeza de la directora, es un mosaico de minúsculos grandes instantes en las existencias de dos personas que se aman más allá del mundo agazapado tras la puerta del piso y que, en fin, tan poco les importa, más allá de los duelos, de la pena, de ceder incluso aunque lastime o arañe. Qué suerte la de Estrella, la de Leonor, que nunca estarán solas.

LO MEJOR

Toda la película en sí misma, la manera en que está narrada por su directora, y una enorme Lola Dueñas

LO PEOR

Resulta bastante complicado ponerle un pero a este notable y sensible debut; quizá, que alguien se la pierda


Fuente: La Razón

Sobre

Ver también

«Ralph»: Disney planta cara a internet

Esta no es una película para niños. También, pero no solo, como sucede con buena …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =