Home / Deportes / Viñales firma su peor arranque desde que llegó a MotoGP

Viñales firma su peor arranque desde que llegó a MotoGP

La confianza era total en un proyecto renovado que salió fortalecido del Gran Premio de Australia en 2018. Maverick Viñales cerró en Yamaha una racha de 25 carreras sin descorchar el champán en lo más alto del podio, con la que esperaba despedirse de la crisis que acumulaban los japoneses desde 2017 y que, sin embargo, se sigue prolongando al menos en su lado del garaje. El español, 12º en la general con tan sólo 14 puntos en su casillero, ha comenzado la temporada firmando su peor inicio en la categoría reina y las salidas están siendo su punto débil durante el fin de semana.

La reestructuración de su equipo, en el que dejó fuera como jefe de mecánicos a Ramón Forcada para dar la bienvenida a Esteban García, tuvo sus primeros frutos en la clasificación de Qatar. Viñales comenzaba la primera prueba del año desde la pole y tras un sábado ilusionante sólo pudo sumar nueve puntos después de una mala salida que condicionó el resto de su actuación en la pista de Losail. Pero todavía podía ser peor y así lo vivió en Termas. De nuevo un mal arranque, desde la segunda plaza, se tradujo en el primer cero de la temporada para el piloto de Roses que, en Austin, se encontró con un nuevo inconveniente.

No quería volver a pecar y las ganas de hacerlo bien le pasaron una mala jugada. La M1 del español se movió cuando el semáforo todavía estaba en rojo y Viñales recibió una penalización que, por error propio, cumplió por partida doble. El de Roses pasó por obligación por el pit lane para cumplir su ‘ride through’ después de haber cumplido con ‘la vuelta larga’, tras malinterpretar el mensaje que recibió por parte del equipo y tan sólo pudo sumar 5 puntos que le dejaron a uno de su peor inicio en la clase reina.

Su debut junto a una estructura como Suzuki que reaparecía en el Mundial, había sido hasta ahora su peor comienzo en la máxima cilindrada. En 2015 el español sumó 15 puntos después de las tres primeras pruebas del año y una vez puso rumbo a Yamaha, las cifras siempre fueron, al menos, dos veces mejor que las que firmó junto a la GSX-RR. Pese a los problemas que lastraron los de Iwata especialmente desde la segunda mitad de 2017, Viñales siempre ocupó alguna de las tres primeras plazas a alturas de la temporada y en plena batalla por el título, el de Roses quiere estar a la altura de los favoritos para alcanzar su objetivo de convertirse en campeón.



Fuente: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 2 =