Inicio / Ciencia / Ya se puede medir científicamente la basura de una ciudad

Ya se puede medir científicamente la basura de una ciudad

Investigadores suizos han desarrollado un sistema que permite medir la limpieza de las ciudades con criterios objetivos. Por primera vez, las autoridades municipales podrán disponer de datos científicos para organizar la limpieza urbana, un sector cuyo presupuesto es de millones de euros en muchas capitales.

El sistema funciona con unas cámaras adheridas a los vehículos que graban las calles de una ciudad. Las imágenes son analizadas por un programa informático capaz de localizar los objetos tirados en la calle, de reconocer su naturaleza y clasificarlos, todo ello a gran velocidad.

El sistema permite establecer un diagnóstico preciso de las calles de una ciudad, determinando su nivel de limpieza, qué desechos se encuentran dónde, cuáles son las zonas más afectadas y en qué momento del día se produce la mayos acumulación de residuos.

Con esta información, los servicios municipales de limpieza pueden planificar su programa de trabajo, adoptar las mejores decisiones respecto a las máquinas que han de asignarse a cada sitio, la frecuencia con la que hay que limpiar un distrito e incluso las zonas que hay que limpiar más asiduamente por la naturaleza de los residuos, en caso de que sean peligrosos para la salud pública. El sistema se ha descrito en la revista Computer Vision Systems.

Trascender las percepciones humanas

A falta de criterios científicos mesurables, en la actualidad los servicios de limpieza de las ciudades se organizan a partir de las percepciones humanas. Carecen de herramientas para proceder con medidas objetivas, señalan los investigadores en un comunicado.

Cada ciudad sostiene su sistema de limpieza según estrategias personales, que pueden ser más o menos acertadas. Ponen como ejemplo la ciudad de Zurich, que envía muchas veces al año a numerosas personas a recorrer las calles para evaluar los desechos que se encuentran (botellas, colillas…) y establecer así un diagnóstico del estado de la ciudad. Otras ciudades se apoyan en los ciudadanos para tener esta visión.

La nueva tecnología se basa en vehículos dotados de cámaras de alta resolución, que son los que recorren las calles barriendo visualmente todo lo que hay y detectando los objetos abandonados o acumulados.

Esas imágenes son analizadas por un ordenador, programado para detectar automáticamente cada uno de los objetos filmados y decidir si se corresponde con las 25 categorías clasificadas como desechos (periódicos, colillas, hojas de árboles…). A continuación, el programa las clasifica en la categoría correspondiente.



Fuente: Tendencias 21

Sobre Nueva Teleindiscreta

La Nueva Teleindiscreta llega para ofrecerte de una manera diferente todas las noticias relevantes. Un proyecto de futuro en el que queremos comunicar al mundo en español las noticias de cualquier ámbito.

Ver también

Las plantas imitan al sistema nervioso de los animales para defenderse

Las plantas tienen un sistema de comunicación interno parecido al sistema nervioso de los animales. Usan los mismos componentes, glutamato y calcio, para avisar de una agresión y desencadenar una reacción defensiva. Las plantas tienen un sistema de señalización molecular similar al que utiliza el sistema nervioso de los animales, por ejemplo cuando la planta es mordida por una oruga. Lo ha descubierto una investigación de la Universidad de Wisconsin en Estados Unidos, publicada en la revista Science. Utilizó proteínas fluorescentes con la finalidad de observar la propagación de señales químicas a través de la planta, en respuesta a una situación de estrés. Simon Gilroy, uno de los investigadores, explica en un Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =